NARRATIVA

(Contar una historia)

De mas está decir que la forma en la que nos comunicamos en este espacio y tiempo es a través de historias. No solo en el arte, todos los rubros trabajan formando narrativas. Las noticias cuentan historias sobre lo que sucede, los abogados cuentan sobre lo que pudo haber sucedido, los médicos cuentan sobre lo que puede llegar a pasar, las personas en sí cuentan sobre quienes son. Cuanto más atención prestas, más entendés que todo son historias, y el arte tiene la capacidad de contar cualquier tipo de historia. Hay muchas formas de narrar, como veremos luego en la sección sobre Presentación, pero primero lo fundamental es descubrir qué queremos contar con nuestro arte.

 

¿Quién soy? (Identidad)

¿Sabes quién sos? Cuando a las personas les preguntan esto normalmente contestan con su nombre, o dan algunos ejemplos de actividades que realizan. Quizás alguno cuente sobre experiencias que influenciaron su punto de vista en el pasado. Todo eso forma parte de tu historia, pero es importante tener una visión clara de quién queremos ser. No hace falta que seas la persona que fuiste en el pasado si eso ya no te sirve, lo maravilloso de nuestra identidad es que podemos elegir.

 

Si después de leer esto todavía no sabes quien sos, podes asesorarte con algunas de estas preguntas:

  • ¿Qué queres proyectar al mundo externo?

  • ¿Qué tipo de cosas te gustan? ¿Por qué?

  • ¿Qué logros tuviste en tu vida? (Según tu propia definición de logro)

  • ¿Qué características tiene tu persona? (Físicas, mentales, etc.)

Un proyecto para hacer en casa: Si estás leyendo esto supongo que tendrás algún dispositivo donde podes acceder a internet. Crea una nueva carpeta y guarda ahí archivos que te parezca que encajan con tu imagen. Pueden ser canciones, imágenes, texto, lo que quieras. Cualquier cosa que se sienta como vos.

 

¿Qué hago? (Producto)

Muchos de ustedes que ya crean arte por su cuenta pueden contestar con facilidad esta pregunta. Cuando digo producto no me refiero a la idea capitalista del producto, sino lo que uno produce. El producto es aquello que sale de nosotros, como un fruto sale de una planta. Yo me siento a escribir y las palabras salen como si fueran parte de mi naturaleza. Claro que no es el caso, yo aprendí a escribir como también aprendí las palabras para expresarme, pero uno logra dominar lo que hace repetidamente.

 

He aquí algunas preguntas para ayudarlos si todavía no saben cual es su producto:

  • ¿Qué es lo que haces siempre? (“Lo tuyo”) 

  • ¿Qué es lo que podes producir con éxito?

  • ¿Qué es lo que te gustaría aprender a producir? ¿Por qué?

  • ¿Si solo pudieses producir un tipo de producto por el resto de vida, cuál sería?

  • ¿Podes intercambiar tu producto por dinero?

  • Si no podes intercambiarlo por dinero, que extensión del producto puede generar dinero?

 

¿Qué me diferencia? (Valores)

Quizás cuando pensás en el tipo de producto que haces, te encontrás con que hay muchas otras personas y empresas que ofrecen el mismo tipo de producto. Después de todo, hay quienes opinan que “todo ya existe” en el mundo del arte. Yo soy de los que creen en posibilidades infinitas. Algo que fácilmente te va a distinguir de los demás son tus valores, lo que tu emprendimiento representa. Todos los individuos somos distintos, y por ende valoramos cosas distintas de la vida. El arte se compone en parte por la estética y en parte por el contenido. Siguiendo con el ejemplo de las historias, nunca notaste como dos personas pueden contar una misma historia de formas distintas? El nivel de detalle, el foco de la historia, el lenguaje utilizado, estas son solo algunas de las variaciones. Si ya resolviste los dos puntos anteriores, lo próximo que debes saber es cómo adaptar tu producto a tus valores que provienen de tu identidad.

 

Estas son algunas de las preguntas que podes hacerte en esta instancia:

  • ¿Qué es lo más importante para vos? ¿Por qué?

  • ¿Cómo te gustaría cambiar al mundo? ¿Por qué?

  • ¿Qué clase de cultura corporativa te gustaría tener?

  • ¿Qué podes ofrecer a los demás que no reciben en otra parte?

 

Un buen ejercicio mental para hacer es escribir una lista de tus valores y después imaginar que estás teniendo una conversación con una persona y este sujeto te pregunta “¿Por qué te importa tanto?”. ¿Qué le contestarías a esta persona? 

Entradas Recientes:
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco

© 2019 LuLú. Creado con Wix.com